Cuidar para disfrutar: Implementación del proceso de conservación de las piezas funerarias

El cementerio museo está realizando una apuesta por la preservación de la memoria y el patrimonio de 177 años de historia, a través de la implementación de su programa de conservación que incluye el diseño de una metodología de limpieza y el análisis de la actividad biótica de 10 mausoleos, como parte de la gestión para conservar, difundir y garantizar el disfrute de la colección de este lugar de memoria, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

 

La inequívoca presencia viva de las prácticas y devociones adscritas al milenario culto a los muertos que se activa con las visitas diarias al lugar, hacen de esta una colección como ningún otro museo la tiene, siempre en continua creación y transformación. Contamos en la actualidad con  3.274 piezas inventariadas bajo el software Colecciones Colombianas, representadas en mausoleos, monumentos y lápidas y además hacen parte de esta colección, todos los fallecidos que ingresan hoy al cementerio, convirtiendo este lugar en un museo vivo para la ciudad.

 

Es por esto que desde agosto del presente año, el Cementerio Museo con la asesoría de un equipo experto en el cuidado y protección del patrimonio mueble, conformado por la conservadora y restauradora Natalia Estrada y la ingeniera de materiales Claudia Silva, está desarrollando el protocolo de limpieza superficial a diez mausoleos, que contempla la capacitación del personal que la ejecuta y la realización de un muestreo de la actividad biótica para realizar cultivos e identificar los tipos de microorganismos existentes, insumos necesarios que arrojarán resultados para el protocolo de limpieza de toda la colección.

 

El plan de limpieza es una de las acciones del programa de conservación del Cementerio que se empezó a desarrollar en el marco de la Convocatoria Estímulos para el Arte y la Cultura de la Alcaldía de Medellín en el 2018, que desarrolló el inventario de 49 objetos de la colección, los cuales fueron seleccionados no solo por su representatividad histórica, estética y simbólica, sino porque presentan signos de alto grado de deterioro. La realización de este proyecto dejó 3 tres insumos conformados por: mapas de daños, fichas de estados de conservación y fichas diagnóstico; que permiten identificar y costear acertadamente todos los análisis químicos, físicos y estructurales, así como también los recursos humanos y de infraestructura necesarios, para obtener un diagnóstico completo y preciso, que permita conocer los estados reales de deterioro y poder así, plantear las propuestas de intervención que conlleven a la adecuada restauración y conservación de las obras seleccionadas.

 

Estos proyectos se enmarcan en el Plan Especial de Manejo y Protección PEMP del Cementerio Museo San Pedro vigente desde el 2009, el instrumento de planeación y gestión para la protección y conservación de los BIC declarados, por medio del cual se establecen las acciones necesarias para garantizar su protección y sostenibilidad en el tiempo.

 

El patrimonio cultural representa la herencia acumulada de una comunidad o un grupo social, un capital que pasa de generación en generación y, por ello, tiene una connotación de preservación, defensa, vigilancia y, sobre todo, de incorporación y transmisión de este valor heredado.

 

Conozca más de este tema en: la Visita guiada ¿cómo envejecen las esculturas?

Fechas: septiembre 8, 15 y 22 – 2:00 a 3:15 pm

Entrada libre

 

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.