Soledad y aislamiento, cómo vivir el duelo

Es normal que durante un duelo unido al aislamiento social obligatorio que estamos experimentando por el COVID 19 se vivan diferentes emociones y sentimientos; una muy común puede ser la frustración que se puede ocasionar por el encierro, no participar en los rituales, no poder visitar el ser querido fallecido, entre otras, es importante permitirse expresar los sentimientos y emociones que surgen a raíz de la pérdida y de los factores estresantes con los que se está conviviendo.

 

 

El duelo y el aislamiento social obligatorio puede ocasionar estados de ansiedad, se puede manifestar comiendo mucho, comiendo poco, largos periodos de sueño o insomnio o experimentando insatisfacción con lo que comemos o con las actividades que realizamos.

 

 

En Medellín y en general en Latinoamérica se tiene la costumbre de recibir visitas y realizar acompañamiento cuando una persona fallece, por la situación actual en todo el mundo es una estrategia que debemos suprimir del proceso de duelo, por tal motivo puede experimentarse sentimiento de soledad o indefensión, este espacio de soledad se puede aprovechar para conectarse con su interior, hablar consigo mismo de cómo se siente, que está experimentando y como se siente ante esta situación, tratando de especificar detalladamente su estado de ánimo.

 

 

ALGUNAS RECOMENDACIONES:

 

 

Es importante tener los números telefónicos de familiares, amigos o contactos en las redes sociales con quién se tenga confianza y se pueda expresar libremente, hacer contención de las emociones que se experimentan por la pérdida.

 

Proponer rutinas, en las que se incluya un adecuado auto- cuidado, es decir, dormir bien, bañarse todos los días, alimentarse adecuadamente, entre otras.

 

Compartir con los miembros de la familia que se convive, realizar actividades conjuntas como: divertirse con diferentes juegos de mesa, compartir una película, cocinar, organizar la casa, realizar karaoke, entre otras.

 

Se recomienda NO auto-medicarse, ni utilizar sustancias psicoactivas o farmacodependientes, teniendo en cuenta que es un proceso que se debe afrontar, vivir y experimentar.

 

Proponerse aprender algo a través de tutoriales o cursos online.

 

Propiciar espacios para conectarse con la naturaleza, tomar el sol, ver las estrellas, siempre y cuando lo hagas dentro de la casa y en un espacio seguro.

 

Utilizar el silencio y la soledad para pensar y meditar.

 

Se puede realizar un altar que nos permita conectarnos con el ser querido fallecido y desde este expresarle nuestros sentimientos, en el caso de que haya faltado decirle algo en el momento de morir, se lo podemos expresar, se recomienda ubicar un lugar de la casa que nos conecte con el ser querido para realizar este altar e incluso escribirle una carta.

 

Utilizar algunas herramientas para canalizar los sentimientos de dolor y tristeza algunas de estas pueden ser:

  • Pintura
  • Escritura
  • Realizar manualidades
  • Realizar diferentes rituales
  • Realizar altares
  • Escuchar música
  • Leer un libro
  • Ver una película de duelo
  • Compartir pensamientos en redes sociales
  • Realizar ejercicio
  • Compartir en familia una recta, entre otras.

Buscar ayuda profesional por redes sociales, si llega a considerar que es una situación que no puede controlar, buscando encontrar modos constructivos para mejorar la situación difícil por la que se esté pasando.

 

Desde el Cementerio Museo San Pedro hemos dispuesto conversatorios relacionados con este tema, donde una Psicóloga y participante del grupo de duelo Arte Vivo, podrá hablar con el público desde a través del Facebook Live @CementerioMuseoSanPedro

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.